miércoles, 25 de noviembre de 2009

Triceratops


Clasificación científica:

Ornistiquios
Marginocéfalos
Ceratopsios
Ceratópsidos

Especies:
Triceratops horridus
Triceratops prorsus




Su nombre significa cara de tres cuernos. Vivió en el Cretácico tardío, hace 89 a 65 millones de años, en EE.UU. y Canadá. Uno de los dinosaurios herbívoros más famosos y conocidos. Poseía tres largos cuernos de aproximadamente 1 metro de largo los ubicados arriba de los ojos, y 20 a 30 centímetros, el que está ubicado en la punta de la nariz, su función era, probablemente, defenderse de los depredadores, con estas puntas afiladas, podía atravesar la carne de un dinosaurio; también puede que los usen en peleas entre machos de su misma especie. Además presentaba una llamativa prolongación ósea, como una gran solapa levantada, alrededor de la cabeza, que protegía su cuello y omóplatos. Éste y todos los ceratópsidos tenían la prolongación ósea desde la base del cráneo hacia atrás, a modo de capucha, y un extraño hocico en forma de pico estrecho y ganchudo. La longitud de estos poderosos dinosaurios era desde 7,9 metros hasta 9 metros, y su altura era desde 2,9 a 3 metros. Los triceratops eran animales recios y voluminosos, pesaban entre 6,1 y 12 toneladas. Lo más distintivo de este robusto animal era su gran cabeza, una de las más grande de todos los animales terrestres, pudo haber medido alrededor de 2 metros de largo, y casi podía alcanzar un tercio de la longitud total del animal.



El Triceratops tenia un cuerpo robusto y poderoso, caminado sobre sus cuatros extremidades que eran muy fuertes, con cinco dedos en las patas anteriores y cuatro en las posteriores. Se movían sobre sus cuatro gruesas patas; las delanteras destacaban por su fuerza, ya que debían soportar el peso de un cráneo de dimensiones desproporcionadas, aunque siendo ligeramente más pequeñas que las traseras. Su alimentación era básicamente de plantas. Un Triceratops enfurecido lanzado a la carga hubiera sido una visión aterradora. Imagina un rinoceronte en plena embestida, pero del doble de tamaño, y comenzarás a hacerte una idea. Además de ser un animal fuerte y robusto, era veloz, ya que pudo haber alcanzado velocidades desde los 35 hasta los 50 kilómetros por hora; esos cuernos hiendo a 50 kilómetros por hora, su hubieran clavado e introducido totalmente en la piel de cualquier animal. En conclusión, el Triceratops fue uno de los dinosaurios mejor equipados para la batalla y defensa contra los feroces terópodos que habitaron en su época, como por ejemplo, el Tyrannosaurus, indiscutible depredador muy temido. Pienso que el Triceratops puede haber acabado con muchos Tyrannosaurus, u otros carnívoros que tuvieron la “valentía” de enfrentarlo.

2 comentarios:

El Noasaurus. dijo...

Buenas!

Muy bueno tu blog Zhadow!

Y ya que me pediste unos consejos, sugiero, para empezar, que cambies la forma de poner comentarios. Hazlo como en mi blog, ya que permitirá comentar no solo a usuarios de Google, etc, sino tambien a quienes no tienen una cuenta, y a anónimos.

De esta forma, le abres la puerta a que más personas comenten.

¡Saludos

Zhadow! dijo...

Gracias por el consejo Noasaurus, lo haré
Y gracias también por tu comentario.