sábado, 12 de diciembre de 2009

Chasmosaurus


Clasificación científica:

Ornitisquios
Marginocéfalos
Ceratopsios
Ceratópsidos

Especies:
Chasmosaurus belli
Chasmosaurus canadensis
Chasmosaurus mariscalensis

Su nombre significa reptil del barranco. Vivió en el Cretácico tardío, hace 80 a 70 millones de años, en Alberta (Canadá), también en Nuevo México y Estados Unidos. Este dinosaurio tenía una gran prolongación ósea, llamada gola, como una gran solapa levantada, alrededor de la cabeza, que protegía el cuello y los omóplatos del animal, al igual que en la mayoría de ceratópsidos; y se dice que también fue usada para el cortejo. Tenía (en la gola) 2 grandes fenestras (huecos) que tal vez fueron el lugar donde se insertaban los músculos. Otra de las posibles funciones de la gola era de hacer parecer imponente al animal, o para la termorregulación; además, tenía pequeñas espinas por ciertas parte de esta. También tenía un pequeño cuerno sobre la nariz, y dos más grandes sobre los ojos, que al igual que el famoso Triceratops, como también en otros Ceratopsios, los uso para defenderse y para atacar a los depredadores. Su enorme cráneo (incluida la gola) medía 2 metros de longitud, uno de los más grandes entre los Ceratopsios, y para poder soportar el peso de esta, el Chasmosaurus debió tener un cuello con potentes músculos. En cuanto a sus longitudes, podía medir de 5 a 6 metros de largo; con una altura de 2 metros, y un peso que varía desde las 3 hasta las 4 toneladas; como todos los ceratópsidos, el Chasmosaurus era cuadrúpedo y herbívoro.



El Chasmosaurus no tenía dientes en la parte delantera de la boca, en su lugar usaba un afilado pico ganchudo para cortas las plantas, después masticaba el alimento con sus dientes como cuchillas dispuestos al final de sus mandíbulas. Probablemente, los machos forcejeaban con sus cuernos por una hembra, como también lo hacia el Triceratops, y el dinosaurio victorioso se podía aparear con la hembra por la cual peleaban.

Fue muy posible que Chasmosaurus fuera cazado por el Albertosaurus, y también por el Daspletosaurus, aunque se les hacía difícil derrotar a este rudo herbívoro, que pudo envestirlos su fuera atacado. Y tal vez fue cazado por el Tyrannosaurus, este pudo haber sido más difícil de derrotar que los otros dos mencionados anteriormente, ya que por su gran tamaño y ferocidad, y además por su poderosa mordida con filosos dientes, tal vez el Chasmosaurus no hubiera tenido las de ganar al enfrentarse a esta máquina de matar.